¡Mis cinco favoritos de Dubai!

¡ATERRIZAMOS EN DUBAI!

Viaje Dubai, Carolina SureauVeníamos de India, una explosión de colores constante y solo decidimos parar unos días en Dubai porque la escala era obligatoria. Sabíamos que era una ciudad moderna con todas las comodidades, de ricos para ricos. Llegamos agotadas y pensábamos que no tendría encanto o que el poco que tenía lo veríamos en menos de un día y nos seguirían sobrando dos.  Así que nos dimos un masaje (sí, no habíamos tenido suficiente en India), comimos y dormimos desde las 16 horas hasta las 7 de la mañana del día siguiente. ¡¡Una locura!!

Zzzz… Buenos días princesas

Empezaba la cuenta atrás, nos quedaban tres días en la ciudad y os juro que me arrepentiré siempre de esas horas dormidas de más. Lo tiene absolutamente todo, e ingenua de mí… que creía que su paseo marítimo se podía hacer andando. JA!
Antes de llegar, mi tía me había contado que alguien le había dicho que Dubai era el New York de los Países árabes con sus rascacielos, su ocio, solo que rodeado de arena. Imposible pensé yo, no hay nada igual que Nueva York… Y ahora no sé en qué ciudad me gustaría más que se cumplieran mis sueños. Por un lado, podemos compararlos por sus rascacielos, pero yo lo llamo el “Nueva York al revés”. A finales de febrero de 2015, viajé a NY y me morí de frío, como no podía ser de otra manera, me asé de calor en Dubai. El calor es horrible pero mientras tengas dinero para pagar taxi, todo es posible. Bitch better have my money.

Es una ciudad de antiguos pobres / nuevos ricos hecha para ricos. Lo que han creado en veinte años es alucinante, una fusión del mundo árabe que no se ve en sus edificios pero sí en sus costumbres, y eso es… realmente impactante. Os dejo una lista de sitios a los que tenéis que ir obligatoriamente y disfrutar. ¡Ahorrad!

Dubai marina

La perfección tiene su encanto, y su playa, su arena, sus aguas son espectaculares. Es como que nada pega entre sí, todo parece artificial y tan perfecto que te cuesta creerlo, pero todo queda bien en su lugar. Hasta 2004 no tenía más que cinco rascacielos y hoy en día la cifra oscila alrededor de 205. Yo con tomar el sol en su playa me conformaba, puedes hasta echarte auto-bronceador por 10 Dirhams… pero si te cansas puedes ir de tiendas y recorrerte los no sé cuántos kilómetros de paseo. Hay puestos de comida, restaurantes de todo tipo, tiendas y más tiendas… A nosotras justo nos pillo un mercadillo con cosas muy guays que nos tuvo entretenidas un buen tiempo.
Es mismo día, hartas del picante de India (al menos yo) comimos en un italiano, que eso nunca defrauda: Fratelli la Bufala. Hay taaaantos sitios, que podéis pasaros el día decidiendo.

Dubai marina, blog Carolina Sureau
Double tree en Dubai marina, blog Carolina Sureau                         Dubai Marina, blog Carolina Sureau                        Rascacielos de Dubai, blog Carolina Sureau                         Dubai marina, blog Carolina SureauPlaya de Dubai Marina, blog Carolina Sureau                        Palmeras en Dubai, blog Carolina Sureau                        Playa de Dubai Marina, blog Carolina Sureau

Dubai marina, blog Carolina Sureau

Desierto de Dubai

A las 15h30, nos vinieron a recoger y fuimos a Ash Shariqah donde nos dieron una vuelta en uno de esos 4×4 por las dunas del desierto. Nunca lo había hecho y me gustó, pero no te voy a negar que me comí el techo un par de veces, y escuchar a mi tía creyendo que se muoría fue un detalle que podríamos olvidar. Luego posó tan feliz en las fotos. ¡Siempre guapa!  También podéis contratar otras actividades, como dar una vuelta en camello, cenar en un “campamento árabe” mientras disfrutas de las danzas típicas del país. Comes y miras, comes y miras. Es un buffet libre, pero es un poco batalla con tanta gente haciendo cola para servirse, y todas las actividades están cronometradas.
Puedes reservar todas las actividades aquí desde solo 48€.
Desierto de Dubai, blog Carolina Sureau                        Desierto de Dubai, blog Carolina Sureau Desierto de Dubai, blog Carolina Sureau                        Desierto de Dubai, blog Carolina Sureau

Dubai Mall y Burj Khalifa

Ya que estás en Dubai, ¿¿no vas a subir a la torre más alta del mundo?? ¡EL BURJ KHALIFA! Si planeas ir, cógelas con mucha antelación y ni se te ocurra llegar tarde porque te asignan una hora precisa, y no para de subir y bajar gente. La cola es bastante larga, pero quién sabe si vuelves. Planean construir otra más alta, así que date prisa y cógelas aquí. Obviamente, antes de subir o una vez que bajes, pasa unas horas en el Dubai Mall si te gustan las compras, y si no visita el acuario y vete. Pero os juro que eso es otro mundo, hay de TODO lo que te puedas imaginar. Tiene más de 1200 tiendas, pero también puedes disfrutar de su espectáculo de fuentes, pasear en barco… Se hace todos los días cada media hora y es espectacular. Os dejo con las vistas desde la torre (perdón por la calidad de la foto):

Vistas desde el Burj Khalifa

Dubai antiguo

En el tour que nosotras hicimos, conocimos el Dubai más antiguo, el que no vemos en postales, el de apenas 30 años atrás. La mejor manera de echar la vista al pasado es visitando el Museo de Dubai alojado en la Fortaleza Al Fahidi, el edificio más antiguo de la ciudad. Desde el primer paso que das entras en otro mundo, en el Dubai de pescadores hasta llegar a la ciudad de ocio que es actualmente, con sus planes urbanísticos, construyendo cada día un edificio más alto que el anterior. También nos sumergimos en el mercado de las especias (donde se aseguran de que no se te olvide cómo es su bandera), y donde los colores y los olores se convierten en los protagonistas; paseamos por sus estrechas calles, esas que no existen en el Dubai moderno.

Dubai antiguo, blog Carolina Sureau                        Dubai antiguo, blog Carolina SureauEspecias de Dubai., blog Carolina Sureau                        Mercado de las especias en Dubai, blog Carolina Sureau Bandera de Dubai, Blog Carolina Sureau                        Barco de Dubai, blog Carolina Sureau Barco de Dubai, blog Carolina Sureau Barco de Dubai, blog Carolina Sureau                          Calle en Dubai antiguo, blog Lifestyle Carolina Sureau                       Dubai, blog Lifestyle Carolina Sureau

Graffiti de Dubai, blog Carolina Sureau

Palm Beach, The World, Deira Creek y Jumeirah

No tengo muchas fotos buenas, así que prefiero no ponerlas. Todos conocemos su famosa palmera artificial, Palm Beach… lo que yo no sabía es que es solo la pequeña de otras dos más que en los próximos años la acompañarán, aún más grandes. Decidieron darle esa forma, porque para ellos la palmera era su principal recurso. Se alimentaban, se protegían con sus hojas, construían barcas… Y ahora que viven del petróleo y del turismo, no se olvidan de su pasado. Además, resulta que al lado de ésta, hay un conjunto de 300 isletas que representan el mundo. (¡No tenía ni idea y flipé!) Van construyendo a medida que se van vendiendo, y yo me sigo preguntando cómo hacen estas cosas. Si te entra la curiosidad lo puedes ver desde Google maps.
Mientras recorres el tronco de la palmera puedes ver las ramas salientes donde muchos famosos tienen casa. Para acabar puedes ver el hotel Atlantis, está en el rompeolas y protege todo el conjunto. Es una réplica del hotel Atlantis de las Bahamas (que solo he visto en pelis). Como no me alojé ahí, no te puedo contar mucho más, cuesta un ojo de la cara pasar una noche y tiene playa privada. Desde fuera, es bastante alucinante, grandioso y tiene unas maravillosas vistas del Golfo Pérsico. ¡No cabe en una foto!

 

 

Hotel Atlantis de Dubai, Blog Lifestyle Carolina SureauGolfo Pérsico, Blog Lifesyle Carolina Sureau
Luego dimos un paseo por la playa de Jumeirah desde donde se puede ver el Burj Al Arab, la famosa vela de Dubai.
Burj Al Arab, Dubai, Blog Lifestyle Carolina Sureau                         Dubai, Blog Lifestyle Carolina Sureau
Para la cena, hicimos un crucero de dos horas donde la cena no merecía nada la pena (comida fría y poca variedad) y mejor que te toque en el piso de arriba con vistas porque es con lo que me quedo. Durante la cena, hay actuaciones en directo de bailes típicos que te sorprenderán, empezando por el atuendo del bailarín y terminando por la música, que me pareció una base de reggaeton mezclado con el llanto de un bebé. No sé realmente dónde está la tradición, pero es bastante curioso. Este fue el que hicimos nosotras: aquí.
Más tarde estuvimos paseando por la zona de Jumeirah. El Burj Al Arab se ilumina por las noches y se dice que su lobby es de oro. De hecho, se organizan visitas, pero tengo entendido que están limitadas. Este es el resultado.
Jumeirah, Dubai, Blog Lifestyle Carolina Sureau                               Jumeirah, Dubai, Blog Lifestyle Carolina Sureau Jumeirah, Dubai, Blog Lifestyle Carolina Sureau

Solo me queda decir que deseo volver para dejarme sorprender por todos los nuevos cambios que le esperan a esta ciudad imparable.
¡Así de felices estuvimos todo el viaje, y con esas sonrisas me despido!♥️

Dubai, Carolina Sureau

Dubai, Carolina Sureau

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *